RecursosTécnicas

Gamificación 1ºParte- Qué es, motivación y tipos de jugadores

Gamificación: Una Estrategia Educativa Innovadora

Introducción

Bienvenidos a una apasionante exploración de la gamificación, o ludificación, una estrategia educativa que utiliza elementos de juego para potenciar el aprendizaje. En este artículo dividido en dos partes, nos adentraremos en el emocionante mundo de la gamificación. En esta primera entrega, exploraremos los conceptos básicos de la gamificación, la motivación y los diferentes tipos de jugadores. ¡Prepárate para descubrir un enfoque revolucionario en la educación!

Definiendo la Gamificación

La gamificación es un enfoque educativo que aprovecha los elementos del juego para fomentar la participación y el aprendizaje. Mientras que algunos pueden confundirlo con el Aprendizaje Basado en Juegos (Game Based Learning), es esencial comprender las diferencias.

Cuando hablamos de Aprendizaje Basado en Juegos, usamos un juego existente o diseñamos uno específicamente para extraer aprendizajes concretos. Por otro lado, la gamificación se centra en la incorporación de elementos, temáticas y mecánicas de juego en situaciones de la vida real para motivar y fomentar comportamientos deseables.

Motivación en la Gamificación

La motivación es un componente esencial de la gamificación. Uno de los principales desafíos para los educadores es mantener a los estudiantes comprometidos y motivados. Sin embargo, no debemos asumir que todos los juegos son igualmente motivadores para todos los estudiantes. Es fundamental conocer sus intereses y necesidades individuales.

Además, es crucial equilibrar las capacidades de los estudiantes con los desafíos que se les presentan. Los retos demasiado fáciles pueden resultar aburridos, mientras que los retos inalcanzables pueden generar frustración. La gamificación busca establecer retos accesibles que ofrezcan recompensas, lo que mantiene alta la motivación.

Un concepto relacionado es el «flow», que se traduce como «flujo». Fue introducido por el psicólogo Mihály Csíkszentmihályi y se experimenta cuando una actividad ofrece desafíos, reglas claras, objetivos y retroalimentación, lo que resulta en una inmersión completa.

Tipos de Jugadores y Sus Necesidades

Para gamificar con éxito, es esencial comprender los tipos de jugadores y sus necesidades. Richard Bartle, uno de los primeros autores en clasificar a los jugadores, los divide en cuatro categorías:

  1. Asesinos: Buscan ganar y liderar clasificaciones, compitiendo directamente con otros jugadores.
  2. Triunfadores: Desean alcanzar estatus y logros rápidos y completos, y son motivados por puntos, niveles y recompensas.
  3. Socializadores: Prefieren la interacción social y disfrutan compartiendo éxitos con otros jugadores.
  4. Exploradores: Su objetivo es explorar y descubrir cosas nuevas en el juego.

Aunque esta clasificación es valiosa, se ha vuelto un tanto obsoleta. Otros autores han propuesto nuevas perspectivas que profundizan más en las preferencias de los jugadores. Por ejemplo, Amy Jo Kim utiliza verbos complementarios para describir las preferencias de los jugadores, lo que permite un entendimiento más detallado de su comportamiento.

Además, André Marcheski considera la motivación intrínseca y extrínseca. Clasifica a los usuarios en tres categorías: Jugadores, Intermedios y Disruptores. Los Jugadores son motivados por recompensas, los Disruptores buscan el cambio y perturbar el sistema, y los Intermedios requieren una variedad de motivaciones para involucrarse.

Motivación Extrínseca en la Gamificación

Además de las motivaciones intrínsecas, es importante considerar las recompensas extrínsecas. Zichermann y Cunningham proponen un modelo llamado SAPS que incluye cuatro tipos de recompensas:

  1. Estatus: Proporciona una posición superior en relación a otros jugadores.
  2. Acceso a información, personas y recursos: Ofrece acceso exclusivo a elementos en el juego.
  3. Poder: Permite tomar decisiones o disfrutar de ventajas sobre otros jugadores.
  4. Objetos o Cosas: Incluye recompensas tangibles o intangibles.

Es importante recordar que las expectativas, necesidades y motivaciones de los jugadores pueden variar con el tiempo y pueden ser influenciadas por el diseño del juego.

Conclusión

La gamificación es una estrategia educativa que utiliza elementos de juego para impulsar la motivación y el aprendizaje. Comprender las necesidades y motivaciones de los jugadores es esencial para diseñar proyectos gamificados efectivos. En la segunda parte de este artículo, profundizaremos en los fundamentos de la gamificación, cómo diseñar propuestas gamificadas y proporcionaremos ejemplos concretos. ¡No te lo pierdas!

Si encontraste útil esta información, no dudes en seguirnos. ¡Hasta la próxima!

Gamificación 2ºParte- Fundamentos y cómo diseñar una propuesta gamificada


¿Qué te ha parecido?
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.